“Es fuego amigo”, señala Isela Torres sobre polémica con rarámuris

Luego que los diputados locales fueron criticados incluso a nivel nacional, por no haber invitado a desayunar a un grupo de rarámuris que acudieron al congreso para denunciar abusos en la Coepi, la diputada del PRI Isela Torres comentó que se solicitó atender a quienes acudan con los diputados, así como señalar que fue un acto de “fuego amigo”.

Por: Gustavo Ramos
2018-02-07

 

La coordinadora de las diputadas del PRI, explicó que la responsabilidad de atender a los visitantes es del área de logística del congreso estatal, así como de relaciones públicas, por lo que los diputados solicitaron atender a todos los grupos que asistan a las reuniones de la Jucopo, para evitar se repita esta situación.

La diputada comentó que se realizó el extrañamiento pertinente y se dio indicaciones al personal para evitar esta situación, también indicó que la polémica desatada fue por acción de “fuego amigo”. “Es fuego amigo compañeros, no pasa nada, se les atendió en lo que corresponde y se les dieron los espacios”, manifestó ante los medios. También comentó que los rarámuris no expresaron malestar por el hecho, sino fueron externos quienes hicieron el señalamiento.

Por su parte, el diputado Pedro Torres Estrada que estuvo presente en la reunión de la Jucopo, ofreció una disculpa a través de sus redes y también en el pleno del congreso donde reconoció su error y pidió disculpas a nombre de los diputados.

“Ofrezco una disculpa pública a los ciudadanos y las ciudadanas Rarámuris que acudieron a la Junta de Coordinación Política por recibirlos mientras los diputados desayunábamos y no tuvimos la gentileza de invitarlos a participar de los alimentos que estábamos ingiriendo. Reconozco que fue un acto vergonzoso y asumo la responsabilidad que me corresponde y me comprometo a que una situación similar no ocurra nuevamente. (Ya lo hice con los compañeros de manera directa)”, manifestó el diputado.

Los rarámuris acudieron al congreso para denunciar abusos cometidos contra la comunidad  en la colonia “Fundadores de la ciudad de Chihuahua” ante la Fiscalía General del Estado y el funcionario que los atendió les dijo que necesitaba recibir órdenes de “alguien de más arriba” para poder atender su denuncia. En Coepi (Comisión Estatal de Pueblos Indígenas) tampoco mostraron interés en apoyarlos.



Frontenet, Frontenet Noticias de Chihuahua, Chihuahua, México. Todos los derechos reservados 2017-2018