Del Mazo, garante del fondo que endeudó al estado; le prestó a Duarte

El ex Gobernador de Chihuahua hoy prófugo de la justicia, César Duarte Jáquez, había aumentado ya la deuda pública de su estado en un 85 por ciento (de 12 mil 547 millones de pesos a 23 mil 284.8) cuando, en 2013, accedió a otros 19 mil 725 millones de pesos en once préstamos bancarios.

Por: Redacción
2017-04-20

 

 

El medio para este re-financiamiento fue un Fideicomiso contratado con la compañía privada Evercore, encabezada por Pedro Aspe Armella, ex Secretario de Hacienda del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, y antiguo lugar de trabajo del ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Cuatro de esos once créditos generados a través de Evercore, por un total de cuatro mil 285.3 millones de pesos, fueron otorgados a Duarte Jáquez en 2014 por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), encabezado entonces por Alfredo del Mazo Maza, primo del Presidente Enrique Peña Nieto y hoy candidato del Partido Revolucionario Institucional al Gobierno del Estado de México.

 
“En 2014 se contrató una Garantía de Pago Oportuno (GPO) con Banobras para los créditos que se encuentran en el fideicomiso F/0152, el cual tiene afectado el 56.98 por ciento del FGP (Fondo General de Participaciones) del Estado”, dice un boletín de la calificadora HR Rating publicado en noviembre de 2015.

“El Estado de Chihuahua, Evercore Casa de Bolsa (Fiduciario) y Banobras (Garante) realizaron la firma del contrato de Garantía Parcial, Incondicional e Irrevocable con el fin de cubrir cualquier insuficiencia de pago a los acreedores de los créditos que cuentan con esta garantía, incluyendo intereses y montos de principal insolutos (…) Con la contratación de esta garantía a los financiamientos inscritos en el Fideicomiso F/0152, se obtuvo una mejora en sus calificaciones crediticias y por lo tanto una disminución en la sobretasa para el cobro de intereses”, agrega el boletín.

El F/0152, o Fideicomiso Maestro Irrevocable de Administración y Fuente de Pago F/0152, fue firmado el 26 de noviembre de 2013 por la administración de Duarte Jáquez y la casa de Bolsa Evercore.

Cuatro de esos once créditos generados a través de Evercore, por un total de cuatro mil 285.3 millones de pesos, fueron otorgados a Duarte Jáquez en 2014 por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), encabezado entonces por Alfredo del Mazo Maza. Foto: Cuartoscuro.

Un año antes, durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto coordinada por Videgaray, Duarte Jáquez fue mencionado por el candidato como parte del grupo de Gobernadores que representaban a la nueva generación de priístas, como el veracruzano Javier Duarte de Ochoa (detenido) y el quintanarroense Roberto Borge Angulo (también acusado).

Los tres, además de haber sido electos en 2010 y elogiados por el mandatario Peña Nieto, también tienen en común el haber terminado sus sexenios entre los mandatarios más endeudados:  “Las cinco entidades federativas con mayor deuda como proporción de las Participaciones Federales son Quintana Roo (269.5 por ciento), Coahuila (261.5 por ciento), Chihuahua (228 por ciento), Nuevo León (220.6 por ciento) y Veracruz (133.31 por ciento)”, indicó el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados en abril de 2016.

Como titular de Banobras, Del Mazo Maza encabezó una institución pública de crédito dependiente de la Secretaría de Hacienda, entonces a cargo del hoy Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, considerado el hombre más cercano a Peña Nieto y también ex empleado de Evercore.

Otro ex empleado de la firma de Aspe y ex subordinado de Videgaray en Hacienda, el ex subsecretario Fernando Aportela Rodríguez, también apoyó el endeudamiento del hoy ex Gobernador chihuahuense prófugo.

“El endeudamiento de Chihuahua se encuentra en niveles adecuados y no representa ninguna problemática en términos macroeconómicos, porque su nivel es sólo del 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al nivel agregado”, dijo Aportela en febrero de 2016 en Chihuahua, de acuerdo con la prensa local.

Los respectivos Presupuestos de Egresos del estado de Chihuahua muestran, por su parte, que al Fideicomiso maestro administrado por Evercore se le han asignado cuatro mil 562.4 millones desde  2014 (mil 692.5 millones en 2014; otros mil 406.8 en 2015 y otros mil 463.1 en este año).

La “reestructura”, entonces, le permitió a Duarte Jáquez aumentar su liquidez mientras Evercore –cuya participación aparece en los decretos oficiales que gestionaron los financiamientos– consiguió acceso a otros miles de millones de recursos públicos usados como garantía de pago de los préstamos del primero.

“He seguido este Fideicomiso Maestro y encuentro dos características: la caterva de gente de Pedro Aspe, que están detrás, beneficiándose”, dijo en entrevista anterior Jaime García Chávez, abogado chihuahuense que presentó la demanda penal por la probable participación de Duarte en la Unión de Crédito Progreso.

“Y que claro que ellos hacen una especie de marco para la contratación de deuda, intermedian, invierten en la bolsa y se embolsan miles de millones de pesos (…) creo que son mecanismos de corrupción política, que no están sujetos a supervisión adecuada del Estado, por el déficit regulatorio para hacer estas maniobras”, agregó entonces.

El nombre de Evercore aparece no sólo como el de la administradora del Fideicomiso Maestro, sino también como el antiguo lugar de trabajo de la actual titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda del Gobierno federal, la contadora Marcela Andrade Martínez, que llegó a la administración pública en 2013.

Por parte del Gobierno de Chihuahua, la “reestructura” dejó la contratación de los financiamientos en Jaime Herrera Corral, ex Secretario de Hacienda de Duarte, socio de la Unión de Crédito Progreso y también incluido en la demanda penal de García Chávez.

 

Sin Embargo. 



Me Gusta. Retweet. Digg.