Estiman que para 2018, crecimiento del PIB será del 3%


En 2018 se requerirá un recorte de 43 mil 800 millones de pesos al gasto público para avanzar en el proceso de consolidación fiscal de las finanzas públicas, la cual consiste en reducir las necesidades de financiamiento para cubrir el déficit y con ello el saldo histórico de la deuda amplia del sector público, informó la Secretaría de Hacienda al Congreso de la Unión.

Por: Redacción
2017-03-31

 

A través de los Pre Criterios Generales de Política Económica 2017, documento que entregó el jueves a la Cámara de Diputados, y marca el inicio del proceso para la elaboración del paquete económico de 2018, afirmó que este año cumplirá los objetivos de disminuir requerimientos financieros y de alcanzar un superávit en el balance de las finanzas públicas, sin considerar ni sustentarse en el remanente de operación del Banco de México.

"Para 2017 se anticipa el cumplimiento puntual de las metas fiscales, con unos Requerimientos Financieros del Sector Público y un superávit sin inversión de alto impacto equivalentes a 2.9 y 0.1 por ciento del PIB, respectivamente, así como el primer superávit primario desde 2008, igual a 0.5 por ciento del PIB y ligeramente mejor al estimado en CGPE 2017. En el escenario central y en caso de no presentarse movimientos abruptos en el tipo de cambio, se espera que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público descienda a 49.5 por ciento del PIB, de conformidad con el programa multianual de consolidación fiscal. Estas estimaciones no consideran el entero del ROBM del Banco de México por lo que destaca que el cumplimiento de las metas fiscales no depende del mismo”.

Estimó que, en 2017, la economía mexicana crecerá entre 1.3 y 2.3 por ciento, y que al cierre del ejercicio la inflación se ubicará en 4.9 por ciento, la tasa de referencia en 7 por ciento, y el tipo de cambio en 19.5 pesos por dólar, en promedio.

Para 2018 estimó un crecimiento del PIB de entre 2 y 3 por ciento, inflación de 3 por ciento, déficit cero en el balance público, sin inversión de alto impacto, tasa de interés de 7.3 por ciento, tipo de cambio en 19.1 pesos por dólar y precio del petróleo en 46 dólares por barril, cuatro dólares más que en 2017.

La dependencia prevé una evolución favorable de los ingresos presupuestarios, los cuales, serán mayores en 141.3 mil millones de pesos respecto a los presupuestados en la Ley de Ingresos 2017, donde el 60 por ciento se explica por la captación de mayores ingresos tributarios derivados de la recuperación de la actividad económica.

Sin embargo, advirtió:

"La conclusión del estímulo contracíclico y de la trayectoria multianual de consolidación fiscal, planteados en los Criterios Generales de Política Económica 2014, implican que el gasto programable pagado incluyendo la inversión de alto impacto económico y social requerirá un ajuste por 43.8 mmp con respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación en 2017, equivalente a 0.2 por ciento del PIB”.

Al respecto, explicó que dicho ajuste se compara favorablemente con el ajuste necesario para cumplir las metas de consolidación fiscal previsto en “Pre-Criterios” 2016, por 297.3 mmp o 1.5 por ciento del PIB, así como el anticipado en el documento de 2015, por 249.4 mmp o 1.3 por ciento del PIB.

"El ajuste estimado permitirá continuar con la trayectoria de consolidación; para 2018 los Requerimientos Financieros del Sector Público se ubicarán en 2.5 por ciento del PIB, nivel inferior en 0.4 puntos porcentuales al previsto para 2017 y, con ello, el Saldo Histórico se ubicará en 49.2 por ciento del PIB, monto inferior al cierre estimado de 2017 en 0.3 punto porcentuales”.





Me Gusta. Retweet. Digg.