Juez ordena a EU restablecer derechos de 'dreamer'

Un tribunal federal de Los Ángeles ordenó al gobierno de Estados Unidos restablecer el estado de protección de un inmigrante indocumentado que fue arrestado cerca de la frontera con México a principios de este año mientras conducía a un adolescente que luego fue deportado.

Por: Redacción
2017-11-22

 


"La acción del gobierno federal fue arbitraria y caprichosa”, resolvió el juez sobre el arresto de Jesús Arreola Robles, quien es beneficiario del programa de Acción Diferida para Llegada de Menores a Estados Unidos (DACA por sus siglas en inglés) establecido por el expresidente Barack Obama.

Arreola Robles fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza el 12 de febrero en Campo, California, a dos kilómetros de la frontera y acusado de tratar de contrabandear a alguien a Estados Unidos.

El joven de 23 años, residente de North Hollywood, explicó que estaba ayudando al primo de un amigo.

Pasó varias semanas detenido antes de obtener la libertad bajo fianza de un juez de inmigración que "lo encontró creíble" cuando dijo que no había participado en actividades delictivas, señaló Katrina Eiland, abogada de la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU).

Eiland, quien es abogada del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU, defendió que su representado nunca fue acusado de un delito.

En marzo, Arreola Robles recibió una carta de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía donde le informaban que debido a que las autoridades de inmigración habían iniciado procedimientos de deportación en su contra porque se encontraba en el país de forma ilegal, su estado en DACA estaba siendo revocado.

Consideró que esto viola la Ley de Procedimiento Administrativo federal, que rige cómo las agencias de la rama ejecutiva toman decisiones.

El juez federal de distrito Philip S. Gutiérrez le concedió el lunes a Arreola Robles una orden judicial preliminar y ordenó al gobierno restaurar su beneficio del DACA.

En su decisión, Gutiérrez escribió que debido a que DACA fue creado específicamente para personas en el país de manera ilegal, y porque los no ciudadanos que han sido o serán enviados a procesos de deportación siguen siendo elegibles, la cancelación del estatus de alguien solo es arbitraria y caprichosa.

"El público tiene un gran interés en garantizar que las leyes de inmigración de la nación se apliquen de manera firme y justa", escribió Gutiérrez.

Arreola Robles es uno de las demandantes en una querella colectiva presentada por ACLU en nombre de jóvenes inmigrantes que desafían las decisiones de la administración Trump de dar por terminadas sus subvenciones DACA y autorizaciones de trabajo basadas en alegaciones no probadas o delitos de bajo nivel, tales como violaciones de tráfico que no los descalifican del programa.

Después de que se revocó su estado DACA, Arreola Robles perdió el trabajo que tenía en el lujoso restaurante Chateau Marmont durante cuatro años.

Tampoco pudo conducir para las compañías Uber y Lyft debido al permiso de trabajo perdido y porque las autoridades federales incautaron su automóvil cuando fue arrestado, el cual no le ha sido devuelto.

Arreola Robles es el único miembro de su familia que no estaba documentado: todos sus hermanos nacieron en los Estados Unidos, y sus padres se convirtieron en residentes permanentes legales hace unos tres años.



Me Gusta. Retweet. Digg.